Si hay algo imprescindible en un cuarto de baño, son sin duda alguna los sanitarios: lavabos, inodoros y bidets.

En este post vamos a centrar toda nuestra atención en el inodoro que mejor se adapta a tu baño, dependiendo del tamaño del mismo y de tus necesidades.

Podemos distinguir tres tipos de inodoros:

  • Inodoros de tanque bajo o monobloque
  • Inodoros de tanque alto o empotrado
  • Inodoros suspendidos

INODOROS DE TANQUE BAJO O MONOBLOQUE

Los inodoros monobloque son aquellos en los que la cisterna (tanque de agua) y la taza van unidas entre sí.

Son una de las opciones más populares, ya que además de disponer de una gran variedad de estilos, desde más modernos hasta más tradicionales, tienen un baja dificultad a la hora de ser instalados.

inodoro monobloque

El hecho de que cisterna y taza vayan unidos como uno solo, proporciona a este tipo de inodoros una de sus principales ventajas con respecto al resto, se evita la perdida de agua al no existir juntas de separación ni ningún tipo de tubería externa u oculta.

Los inodoros de tanque bajo además de aportar a nuestro aseo un aspecto más contemporáneo, facilitan las tareas de limpieza ya que al ser todo una sola pieza, no existen juntas ni tuberías externas, ayudando así a evitar la creación de cualquier tipo de bacteria o microbio.

Con respecto a la descarga de la cisterna, hoy en día prácticamente todas cuentan con doble pulsador, uno para expulsar el 50% de la cisterna y otro que deja caer el 100% del depósito.  Colaborando con el ahorro de agua en el hogar.

Inodoro monobloque

INODOROS DE TANQUE ALTO O EMPOTRADO

Los inodoros de cisterna empotrada, son aquellos que no tienen el tanque de agua a la vista, sino que lo tienen oculto detrás de la pared.

Para poder instalar la cisterna, tan solo debemos disponer de entre 8 y 12 cm de profundidad en la pared. En caso de no disponer del suficiente espacio, existe la posibilidad de cubrir la cisterna con un muro que sobresalga y actúe a modo de repisa.

Este tipo de instalación es muy recomendada para baños pequeños, ya que la ausencia de tanque nos permite ganar varios centímetros, además de que otorga una apariencia de mayor amplitud.

inodoro con cisterna empotrada

Al contrario de lo que pueda parecer, su instalación es muy sencilla y rápida, lo que junto al aspecto moderno y minimalista que aporta al cuarto de baño, convierte a los inodoros de tanque alto en un candidato muy a tener en cuenta.

La expulsión del agua se ejecuta a través de un panel instalado en la pared. Este panel cuenta con dos pulsadores, un para evacuar la mitad del tanque y otro para vaciar el tanque al completo.

Otro punto en el que mucha gente está equivocada, debido principalmente al desconocimiento, es en la manera de actuar en el momento en que se produce una avería en la cisterna. Ya que es normal pensar que se necesita abrir el muro para poder acceder al mecanismo.

Nada más lejos de la realidad, ya que tan solo es necesario retirar la placa de los pulsadores y se podrá acceder sin ninguna dificultad a la cisterna para proceder a su reparación.

Inodoro con cisterna empotrada

INODOROS SUSPENDIDOS

Los inodoros suspendidos son aquellos que no apoyan directamente al suelo, son autoportantes. 

Aunque podemos encontrar algún inodoro suspendido con la cisterna a la vista, esto no es muy común, y la gran mayoría de ocasiones va acompañado de una cisterna empotrada.

Una de las principales ventajas que tienen los inodoros suspendidos con cisterna empotrada es su aspecto minimalista, además, que el inodoro este suspendido lo hace más atractivo a la vista, esta instalación les hace pasar más desapercibidos. 

inodoro suspendido con cisterna empotrada

Otra gran ventaja de este tipo de inodoros es sin duda alguna su limpieza. Ya que el hecho de no tener cisterna a la vista y no estar apoyado al suelo, facilita enormemente la higiene y la desinfección.

FORMAS Y COLORES A LA CARTA

Aunque los inodoros con formas redondeadas han sido los más comunes desde siempre, hoy en día cada vez es más común la elección de inodoros cuadrados. Estos son muy aconsejables para cuartos de baño que no sean muy pequeños y que quieran obtener un toque moderno y contemporáneo.

Además si queremos dejar de lado el blanco para darle un toque de color al inodoro, ya es posible ya que podemos encontrar gran variedad de colores en el mercado. Hatria cuenta con una carta de 11 colores diferentes entre los que elegir.

Inodoros de colores

POR ÚLTIMO, LA TAPA Y EL ASIENTO

A la hora de elegir la tapa y el asiento de nuestro inodoro, encontramos dos alternativas:

  • Sin caída amortiguada
  • Con caída amortiguada

Los primeros son los de siempre, los que se bajan manualmente y más de una vez alteran nuestra tranquilidad al caer de golpe.

Y por otro lado tenemos la tapa y asiento de caída amortiguada, gracias a los cuales se acabaron los golpes inesperados. Gracias a su sistema de amortiguación, tanto la tapa como el asiento caerán lentamente hasta estar completamente cerrado.

Comparte este Post en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
subir